top of page
  • Guillermo Varela Vallespi

Cómo usar las tarjetas de crédito de forma responsable

Las tarjetas de crédito pueden ser una gran herramienta financiera si se utilizan correctamente. Pueden ayudarte a construir tu historial de crédito, ganar recompensas y obtener descuentos en las compras. Sin embargo, las tarjetas de crédito también pueden conducir a un endeudamiento excesivo si no se tiene cuidado. En este artículo que te comparto hoy te presento algunos consejos prácticos sobre cómo utilizar las tarjetas de crédito de forma responsable.


¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es una tarjeta de plástico que da al titular una línea de crédito. Esto significa que el titular puede pedir prestado dinero hasta un determinado límite. Las tarjetas de crédito son emitidas por bancos, cooperativas de crédito y otras instituciones financieras. Las tarjetas de crédito se diferencian de las de débito en que el titular pide prestado dinero al emisor en lugar de utilizar su propio dinero.


¿Cómo se usa una tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito pueden utilizarse para muchas cosas, como alquilar un coche, reservar una habitación de hotel o comprar gasolina. Pero no olvides, cuando usas tu tarjeta de crédito estás pidiendo dinero prestado al emisor y tendrás que devolver ese dinero con intereses.


Consejos útiles

1. Conoce tu límite de crédito

Es la cantidad máxima de dinero que puedes gastar en tu tarjeta de crédito en un día, una semana o un mes. Es importante que conozcas tu límite para que no gastes más de la cuenta y acabes con una factura elevada al final de mes.


2. Asegúrate de que puedes permitirte los pagos mensuales

Antes de decidirte a utilizar tu tarjeta de crédito para una compra, asegúrate de que podrás pagar las cuotas mensuales. Si no puedes pagar la totalidad del saldo cada mes, acabarás pagando intereses por tus compras, los cuales pueden acumularse rápidamente.

3. De preferencia, utiliza tu tarjeta de crédito sólo para emergencias

Lo mejor es utilizar la tarjeta de crédito sólo para emergencias, como reparaciones inesperadas del coche o facturas médicas. Si la utilizas para las compras diarias, como la comida o la gasolina, es probable que acabes gastando más de lo que puedes pagar.


4. Paga tus facturas a tiempo

Esta es una de las cosas más importantes que puedes hacer para evitar las deudas. Asegúrate de pagar tu factura por completo y a tiempo cada mes para no acumular cargos por retraso o intereses.

5. Controla tus gastos

Es fácil perder de vista el dinero que gastas cuando utilizas una tarjeta de crédito. Para evitar gastar más de la cuenta, lleva un registro de tus compras en un cuaderno o en tu teléfono, de esta forma sabrás exactamente cuánto dinero puedes gastar cada mes.

6. No lleves tu tarjeta de crédito al límite

Una de las peores cosas que puedes hacer para tu puntuación de crédito es sobrecargar la tarjeta de crédito. Esto significa que estás utilizando todo el crédito disponible que tienes, lo que hace que parezca que estás sobrecargado financieramente. Trata de mantener su saldo por debajo del 30% del límite de crédito total, de esta forma evitas perjudicar tu puntuación de crédito.

7 . Revisa el estado de cuenta cada mes

Otra buena manera de evitar gastar en exceso es revisar el estado de cuenta cada mes. Esto te ayudará a controlar el destino de tu dinero y a asegurarte de que todos los cargos son correctos. Si hay algún error, asegúrate de disputarlo inmediatamente con la compañía emisora de tu tarjeta de crédito .

8 . Utiliza sólo una tarjeta de crédito

Resulta tentador suscribir varias tarjetas de crédito específicas de una tienda o abrir varias líneas de crédito para obtener todas las recompensas y ventajas que ofrecen. Sin embargo, esto puede hacer más daño que bien. Lo mejor es utilizar sólo una tarjeta de crédito principal para que no sobrepases tu capacidad financiera.

9 . No cierres las tarjetas no utilizadas

Una vez que hayas pagado una tarjeta de crédito antigua, puede ser tentador cerrar la cuenta para no tener la posibilidad de volver a utilizarla. Sin embargo, el cierre de una cuenta no utilizada puede perjudicar tu puntuación de crédito porque reduce la cantidad de crédito disponible que tienes. Si es posible, intenta mantener las tarejetas antiguas abiertas aunque no las utilices con regularidad.

10 . Supervisa tu puntuación de crédito regularmente

La supervisión de tu puntuación de crédito es una buena manera de asegurarte de que todo va por el buen camino desde el punto de vista financiero. Debes verificar tu puntuación de crédito al menos una vez al año, pero más a menudo es mejor. Esto te ayudará a detectar cualquier error o posibles problemas de robo de identidad a tiempo para que puedan ser resueltos con la mayor rapidez posible.


Conclusión

El uso responsable de una tarjeta de crédito es clave para mantener una buena situación financiera. Siguiendo estos sencillos consejos, podrás asegurarte de que el uso de la tarjeta de crédito te beneficie y no te perjudique ¿Tienes otros consejos sobre cómo utilizar una tarjeta de crédito de forma responsable? Compártelos con nosotros en los comentarios más abajo.

 

Si piensas que necesitas más información sobre este tema para tu proyecto personal, te invito a contactarme . Es gratis y sin ningún tipo de compromiso.


Recuerda: no dejes para mañana lo que debiste hacer ayer.

bottom of page