top of page
  • Guillermo Varela Vallespi

Fin de año: las cosas que el dinero no puede comprar

Actualizado: hace 1 día

Las fiestas son una época mágica del año. Tanto si celebras la Navidad, Hanukkah o Kwanzaa, hay algo especial en esta época del año que calienta el corazón y nos llena de alegría. Pero con toda esta emoción, puede ser fácil dejarse llevar por las compras y perder de vista nuestro presupuesto. Sigue leyendo para saber cómo asegurarte de que el dinero no arruine tu espíritu festivo esta temporada.


Centrarnos en el dinero puede alejarnos del espíritu de fiestas. El final de cada año es un momento especial para dar gracias por las cosas que el dinero no puede comprar. Aunque es importante para satisfacer todas nuestras necesidades, deseos y anhelos, es fundamental reconocer los dones inestimables que el dinero no puede comprar.


Una de las cosas más importantes que el dinero no puede comprar es la salud. Claro que puedes usar tu dinero para comprar comida sana e ir al gimnasio, pero en última instancia, tu salud es algo que tienes que cuidar tú mismo. No puedes comprar tu camino hacia la buena salud.


Otra cosa que el dinero no puede comprar es el amor. Puedes comprar el tiempo o la atención de alguien, pero no puedes comprar el afecto genuino. Si buscas amor, lo mejor que puedes hacer es mirar hacia dentro y centrarte en ser la mejor versión posible de ti mismo. Una vez que lo hagas, el amor llegará de forma natural.


Por último, el dinero no puede comprar la felicidad. Puede que te facilite la vida en algunos aspectos, pero no te hará necesariamente más feliz. Si no eres feliz con tu vida tal y como es, ninguna cantidad de dinero va a cambiar eso. Una de las claves de la felicidad reside en disfrutar de las cosas sencillas de la vida.


Ahí lo tienes, tres cosas que el dinero no puede comprar: la salud, el amor y la felicidad son bienes que no tienen precio y que valen mucho más que cualquier cantidad de dinero.


Recuerda que siempre hay formas de ceñirse a un presupuesto ajustado durante las fiestas. Habla con tu familia sobre lo que pueden permitirse y sean creativos a la hora de hacer regalos. Lo más importante de esta época del año es pasar tiempo con los seres queridos y crear recuerdos juntos.


¡Espero que estos consejos te hayan ayudado y que pases unas felices fiestas!

 

Si piensas que necesitas más información sobre este tema para tu proyecto personal, te invito a contactarme . Es gratis y sin ningún tipo de compromiso.


Recuerda: no dejes para mañana lo que debiste hacer ayer.

bottom of page