top of page
  • Guillermo Varela Vallespi

Qué es la inversión basada en objetivos y por qué deberías considerarla para tus metas financieras

Cuando se trata de construir un plan financiero, muchas personas tienden a centrarse en un objetivo a la vez. Por ejemplo, pueden querer ahorrar para el pago inicial de una casa o para la jubilación. Sin embargo, ¿y si hubiera una forma de adoptar un enfoque más holístico que pudiera ayudarte a avanzar hacia todos tus objetivos financieros?


Aquí es donde entra en juego la inversión basada en objetivos. La inversión basada en objetivos es una estrategia de inversión que tiene en cuenta todos tus objetivos financieros e intenta crear una cartera de inversiones que te ayude a alcanzarlos. Este tipo de inversión suele implicar la creación de diferentes portafolios para distintos tipos de objetivos, al mismo tiempo (por ejemplo, a corto y a largo plazo).


Te invito entonces a que sigas leyendo para descubrir las ventajas de la inversión basada en objetivos y cómo puede ayudarte a lograr tus metas financieras.


Ventajas de la inversión basada en objetivos

Hay numerosas ventajas que ofrece la inversión basada en objetivos. Algunas de las principales son las siguientes:


1. Te permite adoptar un enfoque holístico para tus finanzas: Con la inversión basada en objetivos, no necesitas centrarte en un solo objetivo financiero. En su lugar, puedes considerar todos tus objetivos y planificar cómo alcanzarlos con éxito. De esta forma, podrás establecer un plan general para tu futuro y sentirte más seguro acerca de tu situación financiera global.


2. Te permite priorizar tus objetivos: Con la inversión basada en objetivos tú elijes qué es lo más importante para ti y te concentras en ello, sin descuidar al resto de tu planificación financiera. Si tu meta principal es comprarte una casa, por ejemplo, podrás destinar más recursos a este propósito y así reducir el plazo necesario para lograrlo. No obstante, siempre debes tener presente que tus prioridades pueden cambiar con el tiempo, por lo que es importante ser flexibles.


3. Puede ayudarte a minimizar el riesgo y aumentar el rendimiento: Al dividir tu cartera entre diferentes objetivos, puedes permitirte asumir un mayor riesgo con aquellas inversiones que tengan un horizonte temporal más largo (porque sabes que dispones de más tiempo para recuperarte si las cosas salen mal).


4. Te permite ser más disciplinado con tu dinero: Una vez que hayas creado tus portafolios basados en objetivos, deberás ceñirse a tu plan de inversión y resistirte a la tentación de tomar decisiones impulsivas. Este enfoque disciplinado puede ayudarte a evitar cometer costosos errores que podrían poner en peligro tu futuro financiero.


5. Una mejor alineación de tus inversiones con tus valores: Cuando creas una cartera de inversión basada en objetivos, puedes elegir inversiones que estén alineadas con tus valores personales. Por ejemplo, si te preocupan las cuestiones medioambientales, puedes invertir en empresas ecológicas o en fondos que se centren en inversiones sostenibles.


Conclusión

La inversión basada en objetivos supone un compromiso importante con tu futuro financiero, pero también te ofrece numerosas ventajas y beneficios. Al adoptar esta estrategia, tendrás mayores posibilidades de lograr todos los objetivos, en menor tiempo y con menor riesgo. Así que te sugiero considerarla la próxima vez que planifiques invertir parte de tu dinero o el de tu familia cercana.

 

Importante: Las opiniones expresadas en este artículo se basan en las condiciones actuales del mercado y están sujetas a cambios sin previo aviso. Su contenido no está destinado a proporcionar asesoramiento de inversión. Las previsiones expuestas en él no son garantías de rendimiento; implican riesgos, incertidumbres y suposiciones. Aunque estas suposiciones nos parecen razonables, no hay seguridad de que se confirmen.


Pero si piensas que necesitas más información sobre este tema y una asesoría formal para tu proyecto personal, me puedes contactar vía Zoom. Es gratis y sin ningún tipo de compromiso.

Recuerda: no dejes para mañana lo que debiste hacer ayer.

bottom of page